VIGILIA POR LA VIDA DE GESTANTES Y OBSTETRAS

  • En el contexto de la pandemia muchos factores han condicionado la salud de la mujer a situaciones de riesgo. Se han registrado 177 muertes maternas y, con relación a la COVID-19, hay 1188 gestantes contagiadas y 9 fallecidas.
  • Ante la indiferencia de las autoridades, los obstetras han quedado expuestos al virus, habiéndose contagiado 652, con 7 víctimas mortales que lamentar.

Este jueves 18 de junio, a partir de las 5 de la tarde, se realizará una Gran Vigilia Nacional por la salud de gestantes y obstetras, quienes se han visto gravemente afectadas por la decisión del Gobierno de suspender abruptamente los servicios en el primer nivel de atención y discriminar a los profesionales de esta área en la dotación de insumos necesarios para su protección, en el marco del estado de emergencia nacional por COVID-19.

Así lo da a conocer la decana del Colegio de Obstetras del Perú (COP), Margarita Pérez Silva, quien conjuntamente con representantes de la Federación Nacional de Obstetras del Ministerio de Salud (Fominsap), han decidido realizar esta medida que busca sensibilizar a las autoridades competentes en materia de salud, trabajo, justicia  y a la población en general.

“Identificados con las acciones en salud materna perinatal, no podemos dejar pasar por alto el grave error del Gobierno de suspender la atención prenatal y no restablecerla oportunamente como lo hemos solicitado, ya que ha puesto en riesgo la vida de miles de gestantes cuyos embarazos podrían tener complicaciones”, explica Pérez.

Como se evidencia en las cifras del Ministerio de Salud (Minsa), al 4 de junio hay un incremento de 9,3 % en las muertes maternas, al pasar de 162 a 177 muertes respecto a similar periodo del año anterior.

Por otro lado, llama la atención la falta de asignación de áreas diferenciadas para atender a gestantes infectadas o sospechosas de COVID-19, impidiendo la contratación de personal obstetra exclusivo para estas áreas, lo cual puede generar contaminación cruzada. Asimismo, no hay suficientes pruebas de descarte para gestantes que acuden por trabajo de parto, aumentando el peligro de propagación del virus.

A ello se suma la discriminación a obstetras al momento de la entrega de EPP, pues no son considerados como personal prioritario o de primera línea, pese a que en ningún momento se  ha suspendido la atención de partos y emergencias obstétricas.

Al 4 de junio, el Minsa reporta 1188 gestantes con COVID-19, mientras que los colegios regionales han registrado hasta el 15 del presente mes, 652 casos de obstetras contagiados.

La vigilia se llevará a cabo en el frontis de los colegios regionales y se invita a las gestantes, los medios de comunicación y a la población en general a acompañarnos con sus oraciones y mensajes con el hashtag #VigiliaPorLaVida.

 

 Gracias por la difusión

 

Descargar PDF

Deja una respuesta

Colegio de Obstetras del Perú